Ante la necesidad de lugares dignos para atender a las personas de la tercera edad la familia Lozano Torres preocupadas por este sector vulnerable de la sociedad e impulsados por el espíritu de caridad decidieron formar un patronato para constituir una fundación que se encargara de atender estas necesidades y reuniendo a un grupo de amigos con las mismas inquietudes trabajaron durante varios años para reunir un fondo y dar inicio a las actividades.

Así fue que en noviembre de 1990 en la ciudad de Puebla se constituyó legalmente como una Institución de Beneficencia Privada nombrándola “Fundación de Beneficencia Privada Villas Juan Diego” que desde su inicio ha sido representada por un patronato.

Para cumplir con su objetivo, la fundación puso en funcionamiento en el año de 1994 su primera Villa, ubicada en la calle 6 norte número 1611 de la ciudad de Puebla, contando desde ese momento con la atención especializada de las religiosas de la Congregación Siervas de Jesús de la Caridad.

Al ser la primera residencia insuficiente para la demanda de personas que requieren estos servicios en nuestra ciudad la Fundación se fijó el objetivo de construir una nueva Residencia proyectada especialmente para la convivencia de personas de edad avanzada teniendo todas las características necesarias, por ello se trabajo con entusiasmo en este proyecto consiguiendo un terreno de 14,000 metros cuadrados y un fondo en efectivo para iniciar la obra. El día 12 de octubre de 1997, el Sr. Arzobispo, Don Rosendo Huesca bendijo la primera piedra de esta construcción, concluyéndose en noviembre del año 2000.

Al ser insuficiente el número de habitaciones se inició la construcción de un nuevo pabellón de 20 habitaciones dobles inaugurándose en diciembre del 2002.

Ante la demanda de espacios adecuados para ancianos asistidos se inició la construcción de un pabellón de Cuidados Especiales, dando servicio a inicios de 2006.

En el año 2008 dio inicio la construcción de un nuevo pabellón de 19 habitaciones más, destinados a personas que requieren cuidado intermedio.